dissabte, 23 de desembre de 2017

El rey de los Kobolds

Para acabar el año he decidido que esta última entrada del 2017 hable sobre Kobold el juego de rol, ya que verá la luz a principios del 2018 (entre el primer y segundo trimestre).

La maquetación está en proceso, Albert Tarrés ya ha realizado varias pruebas y el resultado final se que os encantará.

Jagoba Lekuona ya está diseñando la portada, que en cuanto esté terminada (pasadas las fiestas) enseñaremos.

El diseño final de la hoja de personaje (que la mayoría ya sabéis que es obra de Eneko Menika) estará listo para pasadas las fiestas y lo compartiré con vosotros aquí en el blog.

Las aventuras del manual jugadas y corregidas.

Así que como podéis leer, el juego avanza a un ritmo trepidante, ¡como si Anemoi dios del aire soplase con fuerza!



Quiero aprovechar para explicaros una breve historia de Tzarkuhdea y los Kobolds.

Tzarkuhdea es un mundo plano, dónde al final de la tierra, llega el océano y dónde éste acaba está el final, una enorme cascada que lleva al inframundo. Tzarkuhdea fue creado por varias deidades, todas y cada una de ellas tuvo un importante papel en la creación del mundo.
En Tzarkuhdea hay dos lunas y un enorme sol. Solo hay dos estaciones, verano e invierno y el año dura 365 días.
A principios del primer siglo, Zariel, rey de los Kobold, cruzó el mar y viajó al inframundo, descubriendo así los límites de Tzarkuhdea… Esto fue posible gracias al Galeón fantástico que crearon los mayores artesanos Enanos, Gnomos y Trasgos, tras años de continuos fracasos con barcos que solo navegaban;  pero eso acabó gracias a que el galeón fantástico era capaz de volar.
El viaje aún y así fue duro, sobre todo al descubrir los límites del mundo más allá de la montaña de los dioses y viajar al inframundo donde la diosa muerte no quería permitir a Zariel regresar con los vivos… Pero la muerte cedió y le permitió volver cuando supo que Azaag, rey de los trasgos estaba atacando Aztego, reino de los Kobolds con la intención de conquistarlo…. La muerte no vio con buenos ojos que los trasgos aprovecharán la ausencia del rey Kobold para atacar y entregó a Zariel una espada con la que vencer a Azaag. Fueron meses de resistencia Kobold en una guerra sin cuartel. La guerra se acabó el día en que Zariel regresó de su viaje al inframundo y derrotó al ejército de Azaag junto a la alianza de enanos y setoides. Zariel, cortándole la cabeza con la espada que la mismísima diosa muerte le dio venció al temible caudillo trasgo. Una espada que absorbía las almas de sus víctimas, pero que cada vez que derramaba sangre, su portador envejecía un año. La espada muerte en manos de Zariel devolvió la paz al reino de Aztego, pero le costó la juventud al rey, que años más tarde murió. Los enanos, siempre amigos de los Kobolds, regalaron al pueblo Aztego una estatua de oro de Zariel, para que siempre fuese venerado.

Kobold, ilustración de Jagoba para el juego.

¡Aprovecho antes de despedirme para desearos unas felices fiestas llenas de felicidad y rol! Y que el PapáNoel y los Reyes Magos os traigan MUCHO rol :) Os deseo Feliz 2018 a tod@s!


Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada